¿Por qué es necesaria una alfombra?

Una alfombra le aporta calidez y personalidad a un hogar y a una estancia. No todas las alfombras son de invierno ni todas sirven para las mismas estancias. Vamos a ver los diferentes tipos de alfombras y por qué deberíamos tener una o varias en casa.

¿Por qué tener alfombra en casa?

En algunos casos, las estancias se nos quedan vacías o carentes de personalidad. Es en este momento en el que debemos plantearnos dotarlas de ciertos elementos que les van a dar ese toque diferente. Si estamos hablando de un salón, un pasillo o una habitación, incorporar una alfombra hará que este espacio tenga una mayor personalidad y mucha más calidez.

alfombra-atelier-home alfombra-envio-nacional

Pero, ¿y en el caso de que no haga frío? ¿Y si no queremos calidez en el hogar? No pasa nada, para ello existen las alfombras de ratán, de mimbre y de cuerda, aquellas que son perfectas para el verano, que nos transmiten paz, tranquilidad y frescura en casa. También disponemos de estas alfombras, tanto rectangulares como redondas, para que acoplen perfectamente.

alfombra-envio-nacional alfombra-hogar

Diferentes tipos de alfombra

Pero no todas las alfombras son cálidas ni de ratán, también existe un «medio camino», aquellas que nos sirven para todo el año, para no sentir el frescor del suelo pero poder pisarlas sin pasar calor. Son aquellas que nos sirven para todo el año, tanto para estancias de mucho paso como puede ser el salón, hasta para aquellas como habitaciones infantiles, en las que conviene tener una para que al jugar los niños se sientan en un espacio más cómodo.

alfombra-envio-nacional

Sin duda la alfombra nos resulta un complemento de decoración útil y que aporta un toque de distinción. Y es que, con tan solo incorporar un simple elemento como es la alfombra, veremos cómo cada estancia cambia por completo, y de repente lo sentimos como un espacio más lleno de vida y sofisticación.